Como tratar el alcoholismo con éxito

Rate this post

¿Qué es el alcoholismo?

Como tratar el alcoholismo de forma efectiva.Desintoxicación de Alcohol sin Síndrome de Abstinencia

La conducta de tomar alcohol está determinada esencialmente por factores biológicos, sicológicos y sociales. En consecuencia, son estos factores los que están implicados en la etiología de los trastornos por empleo de alcohol (abuso y dependencia).

Como tratar el alcoholismo con éxito

De esta manera, el alcoholismo lo podemos comprender como una consecuencia de la conducta de tomar alcohol, que provoca una modificación del tejido cerebral (representado por la tolerancia y el síndrome de abstinencia), acompañado de trastornos conductuales, perturbaciones sicológicas y una serie de repercusiones en la vida en familia, laboral y social del paciente que padece esta adicción.

Con el consumo masivo de alcohol en la sociedad moderna, la ingesta recreativa de alcohol se ha extendido por todos y cada uno de los campos sociales, y es admitido en muchas etnias como una costumbre integradora y festiva. De esta manera entonces, con el aumento ostensible de la conducta de tomar alcohol, influido entre otras muchas cosas por la publicidad y el simple acceso a las bebidas alcohólicas, brota un complejo inconveniente de salud: el alcoholismo.

Como tratar el alcoholismo.Tratamiento del alcoholismo

El alcoholismo, como enfermedad, no siempre y en todo momento recibe el tratamiento más eficiente en tanto que no hay un acuerdo respecto de cuestiones esenciales. Primeramente, no hay acuerdo de cuáles habrían de ser los objetivos y/o las necesidades esenciales que se deberían cubrir o bien solventar a nivel de los pacientes alcohólicos y tampoco hay un acuerdo de cuáles dispositivos asistenciales serían los más convenientes para asegurar una asistencia válida y fiable.

 

Con este panorama científico y social, y con la estimulación y el aumento del consumo de bebidas alcohólicas a nivel social, es entendible que aumenten los descalabros en el tratamiento del alcoholismo de las personas que padezcan esta adicción y las consecuencias en la salud pública por las enfermedades relacionadas con el alcoholismo.

 

De esta manera entonces, habitualmente, la ausencia de tratamientos del alcoholismo eficientes para el consumo desmesurado de bebidas alcohólicas se debe a concepciones erradas sobre lo que es la adicción al alcohol o bien alcoholismo.

 

Aún para bastante gente (incluido profesionales sanitarios) el alcoholismo es cuestión de resolución personal, o sea, el adicto lo sería ya que desea tomar mucho alcohol, o bien es un tema de falta de carácter, de tal manera que los alcohólicos no dejan de tomar, pues no tienen fuerza de voluntad. Tras estas concepciones está la creencia de que abandonar la dependencia del alcohol está por entero en las manos (en la voluntad) de la persona adicta.

como tratar el alcoholismo cronico

La realidad es que la adicción, aparte de la resolución y la voluntad personal del adicto, es una enfermedad que escapa al control del alcohólico. Pues con el consumo elevado, apremiante y/ o bien prolongado de alcohol, el cerebro se amolda patológicamente y experimenta cambios bioquímicos que alteran los comportamientos, pensamientos y sentimientos del bebedor, y que generan entre otros muchos efectos, un deseo apremiante y también incontrolable de tomar alcohol.

 

Esto implica que la persona que sufre esta adicción, difícilmente puede supervisar ese deseo apremiante generado por los daños cerebrales producidos por el alcohol, como asimismo mengua su capacidad para autoevaluar los daños que el consumo le está provocando y para dirigir su conducta cara el abandono de la bebida y la modificación de su modo de vida adictógeno.

Como tratar el alcoholismo con éxito

Por consiguiente, podemos aseverar, sin duda, que el alcoholismo es una enfermedad, una adicción que afecta de forma significativa al funcionamiento cerebral. Es una enfermedad que puede percibir tratamiento de desintoxicación y de la que hay restauración.

 

Actualmente, merced a las investigaciones y las nuevas tecnologías, cada vez se sabe más sobre de qué forma actúa el alcohol en el cerebro y los efectos que genera, lo que deja desarrollar tratamientos del alcoholismo y medicamentos convenientes a fin de que el adepto recupere el control de su vida.

 

Es más, hoy día se puede visualizar a través de técnicas de medicina nuclear, como la Tomografía de Emisión de Positrones (PET), los daños que el alcohol provoca en el metabolismo celular cerebral, detallando qué áreas de tejido cerebral se hallan perjudicadas por esta nosología.

Tratamientos de Alcohol Avanzados versus Tradicionales

El tratamiento de alcohol debe iniciar con un diagnóstico que entienda tanto, la evaluación clínica de los factores biológicos, sicológicos y sociales que interaccionan en la enfermedad de cada persona, como analíticas y pruebas médicas y test sicológicos. Siguiente a esta etapa diagnóstica, se debe seguir con un tratamiento de forma hospitalaria.

 

Acá es esencial apuntar que la desintoxicación del alcoholismo se puede comprender de diferentes formas. En los tratamientos contra el alcoholismo tradicionales, la desintoxicación solo se centra en el control de los síntomas más evidentes de la adicción, esto es, en el control de los síntomas del síndrome de abstinencia. Conforme esta concepción, tratar la adicción significa ante todo adecentar el organismo del alcohol.

 

No obstante, el tratamiento de desintoxicación del alcoholismo, tal como se comprende en tratamientos más avanzados, implica no solo la supresión de los síntomas de la abstinencia, sino más bien asimismo y de forma esencial la restauración neuronal de los daños cerebrales ocasionados por el alcohol, y de las funciones cognitivas que han sufrido perturbaciones.

 

Desde esta segunda concepción, más que charlar de desintoxicación, se habla de neurorregulación, esto es, tratar la adicción al alcohol significa no solo adecentar y desintoxicar el organismo sino más bien asimismo arreglar los daños cerebrales que esta adicción está ocasionando en el tejido cerebral.

 

Esto no quiere decir que no sea esencial tratar los síntomas de la abstinencia cuando se deja de consumir alcohol, en tanto que en verdad el síndrome de abstinencia es un reto y un obstáculo para la restauración de la adicción. Este síndrome ocurre por el hecho de que el organismo se ha habituado a la presencia del alcohol (se ha vuelto dependiente) y el cerebro, por consiguiente, deja de generar las substancias químicas naturales que el alcohol sustituye.

O sea, el organismo depende del alcohol para marchar “normalmente”, y de ahí que cuando se deja de tomar tras un tiempo prolongado de consumo apremiante, el organismo no cuenta ni con las substancias químicas naturales que ha dejado de generar, ni con el substituto químico que supone el alcohol, y de ahí que padece perturbaciones.

como tratar el sindrome de abstinencia alcoholica

Unas perturbaciones que se experimentan como síntomas opuestos a los efectos del alcohol, con ansiedad y agitación, cefalea, vómitos, sudoración, temblores, y habitualmente conmociones e inclusive, en grado extremo, delirium tremens. Síntomas que solo desaparecen, si no hay tratamiento conveniente, cuando se vuelve a consumir alcohol.

 

En verdad, el síndrome de abstinencia se transforma en el primordial temor para el adepto cuando se quiere someter a un tratamiento de alcoholismo y desea, en consecuencia, desamparar el consumo de bebidas alcohólicas. Asimismo el síndrome de abstinencia se transforma en el primordial peligro de recaída para el adepto, por la necesidad del paciente alcohólico de calmar el malestar que genera dicha abstinencia.

Restauración Neuronal

Aparte de la adicción al alcohol: La restauración neuronal es el tratamiento de desintoxicación del alcoholismo.

Pero despues de la desintoxicación o bien retirada del alcohol del organismo, es preciso recobrar en el paciente las zonas del cerebro que han sido dañadas por la adicción, esto es, es preciso que se produzca un nuevo proceso de neuroadaptación, mas ahora no patológico.

 

De esta manera entonces, los métodos “tradicionales” de desintoxicación sirven para efectuar una desintoxicación del alcoholismo y adecentar el organismo, controlando los síntomas de la abstinencia, mas no restauran esas zonas cerebrales donde el alcohol ha ocasionado cambios neuroquímicos, con el peligro auxiliar que este género de desintoxicaciones puedan disfrazar otros síntomas de daño cerebral.

 

Además de esto, hay que estimar que la medicación que normalmente se emplea en estos procedimientos, que la mayor parte de las veces se recurre a medicación derivada de las benzodiacepinas, con el tiempo provoca otra adicción en el paciente: a los tranquilizantes.

 

Esta restauración neuronal se hace en nuestros días a través de un avanzado tratamiento de desintoxicación del alcohol del tipo farmacológico, llevado a cabo por profesionales de la medicina, la sicología y la enfermería y con un control y monitorización continua del paciente en un ambiente hospitalario conveniente.

 

A través de este procedimiento de restauración neuronal, se actúa en los receptores cerebrales, y en sistemas y estructuras perturbados por el alcohol, como la corteza cerebral, capacitación reticular, y el cerebelo, que además de esto están asociadas con el síndrome de abstinencia, con lo que, al intervenir en la restauración de estas áreas, se previene la aparición de los síntomas de abstinencia.

 

De esta manera, por un lado, la restauración de las estructuras cerebrales deja la supresión de los síntomas de abstinencia y deja que desaparezca el ansia y el deseo imparable de consumir alcohol. Y por otra parte, este tratamiento de alcohol especializado, al recobrar las funciones cerebrales perturbadas por el alcohol, provoca que se restauren procesos avanzados de cognición y afectividad, como la capacidad de atención, concentración, la capacidad para leer, la conciencia o bien la serenidad.

Tratamiento alcoholismo: Ventajas

Da un abandono más seguro de la adicción bajo riguroso control médico y sicológico.

Deja vivir en el paciente un proceso abstinencial sin sintomatología dolorosa, o sea, sin sufrimiento.

Al tiempo que deja recobrar en el paciente sus procesos cognitivos y cariñosos que habían sido perturbados.

Deja por ende, que el adepto al alcohol tenga una buena predisposición a la psicoterapia, por no haber pasado por un tratamiento de desintoxicación con el malestar de la abstinencia, a fin de que en suma, el paciente pueda tomar el control de su vida libre de alcohol.

 

Videos sobre remedios caseros para el alcoholismo

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies